No a La Automedicación de la Adolescente Embarazada



NO A LA AUTOMEDICACIÓN DE LA EMBARAZADA

La Automedicación es tomar cualquier medicamento que no recomiende un médico. Cuando digo cualquier medicación, me refiero a cualquiera, hasta el que te parezca más inocuo: aspirina, ibuprofeno, antibióticos, anticonceptivos, pastillas para que venga la menstruación entre otras. La lista es muy larga.

Es importante estar en conocimiento que no se puede medicar sólo por los síntomas que siente ó tiene, entre ellos se encuentran: fiebre, vómitos, dolor de cabeza, dolor menstrual o que no le venga la menstruación.

SIEMPRE se necesita un examen médico, mediante el cual se interrogue detenidamente sobre los síntomas, sobre antecedentes familiares y personales de otros problemas de salud para poder elegir la medicación que corresponda y sea la más adecuada para la futura madre y no le haga daño, ni a ella ni al embrión ó feto.

Las Adolescentes embarazadas no deben Automedicarse, ni con un medicamento simple como una aspirina, por que ello puede ocasionar un daño en el crecimiento y desarrollo del feto.

Las Adolescentes embarazadas deben buscar orientación sobre los cuidados que requiere durante el embarazo y esto lo logrará acudiendo a la Consulta Prenatal y mediante el contacto con un personal capacitado para ello como lo es la Profesional de Enfermería y demás personal de Salud.

El problema de la Automedicación es que genera algunos problemas de salud, como alergias, hipersensibilidad, o enfermedades que se agravan si se toman ciertos medicamentos.